Por qué VoIP reemplazará a la telefonía tradicional

Categorías

Telefonía tradicional voip

La telefonía VoIP aporta una gran cantidad de ventajas a la configuración de comunicaciones unificadas. Además de las funciones de las aplicaciones móviles y el diseño fácil de usar, los sistemas telefónicos modernos ofrecen una serie de beneficios desde la perspectiva de cualquier tipo de empresa. Te recomendamos que explores estos beneficios para elegir la mejor solución de VoIP para tu negocio.

Comunicaciones más fáciles, mejores y productivas

La telefonía tradicional implica una serie de costes y procesos más lentos que la telefonía VoIP, ya que ésta está basada en la nube y al operar a través de internet aporta servicios muchos más rápidos, seguros y económicos.

Las soluciones de comunicaciones en la nube no solo reducen la infraestructura física que tienes que administrar si no también sus altos costes de mantenimiento. Las comunicaciones VoIP son rápidas de implementar y en el mismo día puedes tenerlas funcionando.

→ Quizás te interese: Muy pronto las líneas RDSI migrarán a Voz IP

Se ha demostrado que las empresas que adoptan soluciones UC ahorran un 50% en costes de red en comparación con los sistemas telefónicos tradicionales, indica Eastern Management Group.

sistema de telefonía VoIP

Las ventajas de configurar un sistema de telefonía VoIP

La telefonía VoIP es una solución de gran valor para las empresas modernas, principalmente porque simplifica una tecnología tradicionalmente complicada. Veamos sus ventajas más importantes.

Simplicidad

Antes de la irrupción de la telefonía VoIP, la instalación de un sistema telefónico empresarial implicaba lo siguiente:

  • Un técnico certificado
  • Múltiples citas para la instalación
  • Coordinación con el departamento de informática de la empresa para realizar la formación y configuración de cada dispositivo
  • Una sala que albergaba muchos cientos de metros de cableado

Estos onerosos requisitos resultan cómicos cuando se piensa en las nuevas empresas modernas y en las pequeñas empresas con recursos limitados. Además, los sistemas telefónicos totalmente basados en la nube (a diferencia de los teléfonos analógicos) eliminan la necesidad de un teléfono de escritorio, haciendo que la configuración sea tan sencilla como descargar una aplicación.

Agilidad

Con un enfoque simplificado y sin hardware, los gestores pueden personalizar fácilmente los ajustes de los dispositivos y las llamadas. Anteriormente, los teléfonos de sobremesa requerían un recableado y un estrecho contacto con la compañía telefónica si se querían hacer tales cambios. Sin embargo, con la tecnología VoIP basada en la nube, añadir usuarios, crear números de teléfono, grabar mensajes de voz y configurar el horario de oficina es tan fácil como ajustar la configuración en la centralita virtual.

Al configurar un sistema de VoIP, el mejor momento para realizar estos ajustes es antes de que su servicio entre en funcionamiento. Asegúrate de que el proveedor de VoIP ofrece un especialista en soporte. Esto permitirá a su equipo de ventas y asistencia técnica aprovechar todo el potencial del software y evitar errores debidos a la inexperiencia con la plataforma.

Escalabilidad

VoIP ofrece a los gestores la libertad de ampliar o reducir sus equipos en función de las necesidades del volumen de negocio, pero también proporciona una estructura estable que crece con la empresa. La mayoría de los sistemas de telefonía VoIP están disponibles a través de servicios de suscripción. La ventaja de las soluciones basadas en la nube de Megacall es la respuesta instantánea, tarifas prepago y no existe permanencia.

Si tu equipo decide que necesita un plan más sólido, puede actualizarlo en segundos. También significa que los precios son proporcionales. Si ya no necesitas un número concreto, basta con cancelarlo y ya no se te cobrará. Esta es una característica esencial para las empresas en crecimiento que tienen un gran interés en su flujo de caja.

Nada es inamovible. Con los antiguos sistemas de línea fija, el hardware, el mantenimiento y los contratos significaban que había que utilizar el servicio durante un periodo de tiempo determinado. Con un modelo prepago y sin permanencia eso ya no es así.

Los planes de precios anuales pueden ofrecer un ahorro significativo, pero las empresas que dudan en hacer un cambio completo pueden optar por un pago mensual. Esta mayor flexibilidad significa que, como empresa, puede moverse rápidamente sin temor a penalizaciones por cambiar o cancelar el servicio.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese…